Alquimia Accediendo a la Transformación

Storytelling: Cómo estructurar una idea y convertirla en narrativa

12 / 24 / 2020

Antes que nada, sabemos que el título promete una estructura, pero necesitas saber esto como primer aviso:

No existe estructura perfecta o correcta del storytelling.

Haciendo esta aseveración, entonces podemos proseguir común camino que podrá ayudarte a ordenar tus ideas, para que después puedas tener una base funcional que te ayude a generar una historia que emocione. Lo fundamental y esto, es otra de esas afirmaciones, es que desarrolles una habilidad propia para estructurar ideas y que puedas transmitir tu propia voz o la voz que necesiten los storytellings que realices.

 

 

¿Qué es el storytelling?

El concepto nos dice dos cosas: historia y narración. Ambas definiciones representan la importancia de contar un buen relato con las herramientas adecuadas del lenguaje. Como concepto, el storytelling juega un papel importante en todo lo que vemos, escuchamos y decidimos. Esto se define en cómo se cuenta y desarrolla una historia. Podemos pensar en una película, un libro, pero también en una empresa, una marca o un producto.

En sí, el storytelling es la habilidad de contar una historia a partir de un escenario, con elementos mágicos y la fusión de un camino posible, para que pueda llevar al público a una experiencia donde se identifique y se emocione.

"Una buena historia puede tocar nuestro corazón. Una gran historia puede unirnos, y una mala puede separarnos"- Kevin Spacey (2016).

Como se manifiesta en la cita pasada, un storytelling tiene la intención de relacionar la historia con la audiencia; más que sólo hablar sobre un tema, se piensa que el storytelling es crear un vínculo con el espectador.

 

 

Estructura de ideas

Las ideas pueden ser productos valiosos, pero no todas las ideas valdrán la pena agregarlas en un storytelling. Para comenzar a estructurar tus ideas, lo más sencillo es saber para qué necesitas un storytelling: emocionar para vender, emocionar para crear una experiencia, emocionar para vincular a tu público con tu producto, emocionar para ser el mejor del mercado, etc. Lo que primero necesitarás hacer es hacer un primer borrador con todas las ideas que tienes y seleccionar las mejores. Una vez que hayas vaciado tus ideas, es hora de darle un tratamiento. Ordena tus ideas en un formato que puedas visualizar y te sirva de guía para crear tu storytelling. Algunos de los formatos que te recomendamos son:

  • Mapa mental.

  • Mapa conceptual.

  • Un ensayo reflexivo.

  • Una primera historia.

  • Collage: recortes de fotos, imágenes guía y palabras.

El tipo de estructura, puedes elegirlo conforme tu forma de organizarte mejor y de visualizar con mayor claridad tus ideas.

De la idea al Storytelling

Caminar ahora hasta el storytelling, lo podrás lograr a partir de las ideas que ya estructuraste. Esto será de gran ayuda para darle un formato y buscar ese vínculo con tus espectadores o clientes. Para seguir de la idea al storytelling, hay que recordar qué es un storytelling: una historia que vincule emocionalmente. También es importante mencionar los elementos que deberá tener un storytelling:

  • Intención: un objetivo principal, a quién va dirigido.

  • Tema: define la esencia de tu historia, su concepto y tipo (ficcional, histórico, experiencia real, valores de marca).

  • Estructura de historia: problemática, desarrollo y solución.

  • Escenario: pensar en un ambiente, un lugar donde sucede tu historia.

  • Personaje: quien transmite el mensaje, el que camina por la problemática y termina en una solución.

  • Problemática: el toque esencial que llevará a que tu audiencia se identifique contigo; entre mayor sea el reto de tu historia,más atrayente será la solución.

Recuerda mantener tus ideas estructuradas a la mano, lo cual te permitirá pensar en los elementos de tu storytelling.

Es hora de poner tus fichas sobre la mesa y pensar si necesitarás escribir un borrador con las herramientas conceptuales que ya tienes, o bien, puedes pasar al siguiente paso.

Estás listo para crear tu storytelling. Necesitarás ahora, abordar un formato ideal. Recuerda que depende de la intención de tu mensaje.

Los formatos pueden ser variados para transmitir tu storytelling puedes elegir entre:

  • Vídeo publicitario

  • Comunicar una marca

  • Crear una pintura

  • Crear un producto

  • Hablar sobre un producto

Algunos ejemplos de storytellings que han tenido distintos formatos y estructuras, son los que te presentamos a continuación:

 

 

Airbnb

Una empresa que tiene un storytelling sobre experiencias. Trasciende con su servicio ‘viaja donde quieras y hospédate en un lugar como en casa’. Su formato es un entramado de historias y experiencias de usuario.

Su narrativa la utilizan en la forma en la que el usuario se acerca a sus servicios ‘por medio de los comentarios de otros usuarios’, a través de vídeos e imágenes. Esta marca crea un vínculo directo con su audiencia al darle seguridad de que podrá estar como en su casa esté donde esté.

 

 

San Matías Cristal

Producto tequilero que habla sobre su origen y el cómo se prepara. El storytelling de este vídeo promocional, es intensificar la historia del tequila y exaltar sus características.

El mensaje transmitido viene desde el lugar donde se elabora el tequila como un sello de calidad y una historia detrás de esfuerzo de las manos de quien lo trabaja, haciendo de esto, una marca que humaniza su producto y revela sus valores, a través de su storytelling, para crear un vínculo emocional con las personas que se identifican.

 

 

 

Starbucks - Introducing Upstanders

Humanizar tu marca o historia. En esta ocasión, Starbucks una marca establecida de café, presenta una serie de historias difíciles que llevan a la reflexión sobre lo que la gente común hace extraordinario.

Su formato es más de un vídeo que hablan de:

  • Una marca con responsabilidad social.

  • Te hacen parte de su buena acción.

  • No te están vendiendo café, sino una solución a un problema.

Entender el cómo, el por qué y el cuándo, serán esenciales para la creación de storytellings que motiven y lleven mensajes verdaderos.

5 claves que te ayudarán con tu storytelling

Sin duda, el storytelling ayuda a crear un vínculo con los clientes, al hacerlos parte de su historia, su origen y sus formas de percibir el mundo. Cada historia se traducirá en una experiencia de usuario y esto, logrará los objetivos que una empresa necesita.

A continuación, te damos 5 claves que puedes considerar en tus storytellings:

1. Una historia siempre será un buen vínculo

Según estudios lo que más memorable son las emociones, así que si se narra una buena historia que emocione a tu usuario, será fácil de guardar en su cajón de memorias.

2. Conoce a tu público

Un storytelling no tendrá el impacto que esperas, si no estudias primero el público al que quieres llegar. Reúne los elementos suficientes y contempla una estructura de ideas a partir de ello, para que puedas crear una buena historia inolvidable.

3. Ejemplifica

Recuerda que buena historia no se cuenta sólo con palabras, sé creativo para buscar formatos de storytelling y hazlos de una forma entendible para tus usuarios, usando referencias.

4. Relaciona

Haz tus narrativas con experiencias que puedan servir como vínculos con el público que quieras llegar, eso aportará muchísimo a tu storytelling.

5. Emociona

Busca la forma de humanizar para crear una experiencia que encienda la emoción en tus usuarios. Conecta con la historia, el origen y las dificultades que puedan existir en el storytelling.

En resumen, para que tus ideas se conviertan en storytelling, las estructuras y los formatos podrán darle ese acomodo que necesitas para que tus historias cobren sentido y lleguen a cumplir su objetivo.

 

 

Ve más de lo nuevo

UTILIZAMOS COOKIES PROPIAS Y DE TERCEROS PARA MEJORAR LA EXPERIENCIA DEL USUARIO. AL CONTINUAR LA NAVEGACIÓN, ACEPTAS SU USO. POLÍTICA DE COOKIES.